El acné es uno de los peores padecimientos que podemos sufrir en nuestra piel, evita que nos hagamos buenas fotos y nos hace dudar al momento de ir a algún evento social, son sólo algunos de los problemas que nos produce, llenando nuestra vida de tensión y estrés.

No obstante, sólo empeora los brotes, está demostrado que el estrés puede influenciar la aparición y duración de los episodios de acné, por lo que preocuparse acerca de él sólo hará que se complique.

Acné y estrés, por circunstancias comunes

Si padeces frecuentemente de acné, es posible que te des cuenta de que el mismo se origina por circunstancias que tienen bastante en común, tal como: al momento de asistir a una entrevista de trabajo o días antes de una importante reunión labora.

Esto debido a que tus preocupaciones detonan ataques de estrés, haciendo que al principio parezcan pequeñas espinillas, luego si la situación no mejora y eres propensa a este tipo de afecciones, entonces aparecerá un desagradable brote de acné en tu cara.

Recientemente investigaciones científicas, demostraron que las células asociadas con la producción de sebo poseen receptores para la hormona del estrés, como bien debes saber el cebo es una sustancia aceitosa que contiene células de piel muerta y bacterias, las cuales se alojan en los poros y obstruyen estos produciendo espinillas y acné, además de puntos negros.

Cuando te estresas se produce más sebo y por lo tanto aparece una mayor cantidad de acné en tu piel. No obstante, hay personas a las que el estrés no les afecta tanto, ya que a pesar de incrementarse su nivel de producción de sebo no lo hace de la misma forma el acné, las investigaciones científicas aún continúan para determinar por qué ocurre este fenómeno.

Evita el estrés para reducir las posibilidades de producirse un brote de acné

Como ves, el estrés es tu enemigo cuando de combatir el acné se trata, por lo que debes asegurarte de mantenerlo alejado de tu vida.

Existen varias cosas que puedes hacer para lograr esto, por ejemplo: si estas estresada porque debes presentarte a una entrevista laboral, lo ideal es que te prepares días antes que esto ocurra, de tal manera que no sientas tanta presión por el momento que se aproxima.

En el mismo orden de ideas, al momento de la entrevista debes mantenerte relajada, ya que esto por un lado te ayudará a que al salir de la oficina se complique y por otro, de seguro te conseguirá un nuevo empleo.

Ante toda situación llena de tensión, lo primero que debes recordar es que el estrés es sinónimo de acné.

Aprende a identificar las relaciones entre acné y estrés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.