Generalmente, nosotras las mujeres dejamos a un lado el cuidado de nuestros pies, olvidando que sobre ellos reposa todo el peso de nuestro cuerpo, nos centramos en el rostro, el cuerpo y el cabello, el traje de baño, el sombrero, etc. Eso debe cambiar, nuestros pies merecen dedicarles tiempo y delicados cuidados.

Cuando estamos de vacaciones es importante realices la correcta limpieza de tus pies, porque generalmente cuando andamos en la grama de la piscina o en la playa, lo hacemos sin calzado; esto habitualmente hace que entre los dedos nos queden residuos de arena de playa, cuerpos extraños, hierbas; incrementando la posibilidad de aparición de gérmenes dañinos para la salud de nuestros pies.

Es importante luego de bañarte en la piscina o playa, secar totalmente nuestros pies, limpiar los espacios entre los dedos, verificar que no existan grietas en los pies y la correcta apariencia de las uñas.

Desagradables problemas en los pies

Ampollas

Una ampolla es la acumulación de líquido entre las diferentes capas de la piel. Los especialistas en el área (podólogos), recomiendan no romperlas porque al hacerlo, le estamos dando entrada a los gérmenes, lo ideal es proteger la zona lesionada, utilizando algún producto existente en el mercado, para evitar roces.

Es preferible soportar una pequeña molestia con la ampolla, que perforar la piel, exponiéndola a otras complicaciones orgánicas.

Callos y callosidades

Las callosidades se producen en las plantas de los pies y los cayos en la parte superior del pie. Lo más recomendable en estos casos es acudir a un podólogo, sobre todo si tienes problemas circulatorios o si sufres de diabetes.

Uñas encarnadas

Este tipo de problema generalmente se produce en el dedo gordo del pie, como consecuencia de un mal corte de la uña; siendo lo correcto cortarla en forma vertical.

Cuidados esenciales para nuestros pies

A continuación te damos algunas recomendaciones para el mantenimiento de tus pies:

  • Es importante secar adecuadamente nuestros pies, puedes ayudarte utilizando un secador sobre las uñas y entre los dedos.

  • Aplicar una crema con emolientes, para reducir la resequedad o dureza en los pies.

  • Si al aplicar la crema emoliente, visualizas alguna anormalidad en los pies; acude de inmediato al podólogo.

  • Otros problemas que pueden afectar tus pies, son las infecciones por hongos (la piel se pone rojiza, seca y se producen ampollas).

Elige el calzado adecuado

Lo principal que debes considerar, es la elección correcta de la talla del zapato, tomando en cuenta lo ancho, alto y el número.

Los materiales del calzado deben ser de preferencia elaborados con pieles naturales, material grueso para las suelas.

Evitar el uso de cholas, por ser de goma no son las más recomendables para los pies, según los expertos. Las sandalias son generalmente las causantes iniciales de uñas encarnadas y otros problemas.

Aprende a conseguir pies atrativos facilmente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.