De seguro, ya tienes una rutina de belleza establecida, sin embargo, puede que la rutina elegida que estemos implementando sea la equivocada; básicamente por el desconocimiento de algunos factores relacionados con nuestro organismo.

Como, por ejemplo, el tipo de piel que tenemos y cuáles son los productos adecuados para tratarla en base a esa variable, esto es algo que confunde incluso a las más expertas en el tema, por lo que a través de este pequeño artículo intentaremos despejar un poco tus dudas.

Definiendo el tipo de piel

Una manera muy sencilla de conocer cuál es tu tipo de piel, es lavar bien tu rostro antes de ir a dormir.

Por la mañana, debes observar en el espejo si tu piel luce aceitosa y brillante; entonces tu tipo de piel es grasa, si por el contrario toda la piel de tu rostro se encuentra seca; entonces tu tipo de piel es seca.

Puede ocurrir un tercer caso en el cual una parte de tu rostro se encuentre seca y otra se encuentre algo aceitosa, en esta ocasión tu tipo de piel es mixta; de ahora en adelante todas las decisiones que tomes con respecto al cuidado de tu piel dependerán del tipo de piel.

Eligiendo el limpiador apropiado

Al momento de elegir un limpiador debemos asegurarnos que éste sea lo más neutro posible, es decir, que no posea fragancia ni conservantes.

Lo mejor es seleccionar uno fabricado por alguna marca reconocida, los de dudosa procedencia por lo general tienden a ser de mala calidad.

Por otro lado, si tienes un tipo de piel grasa debes elegir un limpiador que contenga ácido salicílico para evitar los brotes de acné en lo posible, si tu piel es sensible o seca debes escoger un limpiador con pH neutro.

Escoge tu astringente

La mayoría de los astringentes que se encuentran en tiendas no especializadas tienen como ingrediente principal el alcohol, sin embargo, algunos están hechos a base de agua de rosas.

Dichos productos por un lado tienen una fragancia exquisita, pero te pueden provocar reacciones adversas, lo mejor es usar un producto elaborado en el hogar.

Una forma fácil de hacerlo es: mezclar glicerina con agua 100% de rosas, hay un pequeño grupo de astringentes que se venden en la actualidad y tienen entre sus componentes niacinamida, el cual es un agente antiinflamatorio.

Productos humectantes

El mercado se encuentra inundado de distintos productos humectantes cada cual peor que el otro y que además prometen hacer maravillas con tu piel, sin embargo, los mejores son aquellos formulados a base de aloe vera, estos funcionan a la perfección para cualquier tipo de piel, debes evitar aquellos que posean fragancias artificiales y conservantes.

Consejos para elegir de forma correcta tus productos de belleza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.