Las bananas son uno de los alimentos más baratos en todo el planeta tierra, además de ser uno de los más nutritivos, también son muy fáciles de encontrar allí donde quiera que te dirijas.

Nos regala grandes beneficios para nuestra salud, tales como: ayudarnos en la pérdida de peso, favorecer el movimiento intestinal, promover la salud ocular y cardiaca y por si fuera poco ayuda en el tratamiento del acné y la salud dental.

A continuación, te presentaremos una serie de usos que le puedes dar a las conchas de las bananas para ayudarte a lucir radiante día a día.

Para las cicatrices

Para evitar que los raspones o cortaduras dejen cicatriz en tu piel puedes cortar una porción de concha de banana y colocarlas sobre la herida, para que ésta no se resbale usa una bandita adhesiva, de jala actuar toda la noche y por la mañana verás cómo has sanado.

Para blanquear tus dientes

Toma una porción de la concha de la banana y frota su parte interna sobre tus dientes, realiza esto por 10 minutos aproximadamente, debes repetir este tratamiento varios días a la semana durante algunas semanas para comenzar a notar la diferencia, las manchas y tonalidad amarillenta desaparecerán de tu dentadura.

Para combatir el acné e irritación

Las conchas de banana son muy reconocidas por sus propiedades altamente antiinflamatorias, de tal manera que si presentas en tu piel un brote de acné o alguna zona irritada debes frotar una de estas en dicha zona, por supuesto usando la parte interna de la concha, haz esto varias veces al día y verás como la inflamación disminuye.

Para obtener una piel radiante

Licúa leche de coco junto con conchas de banana hasta obtener una mezcla pastosa, con esta te harás una mascarilla facial dos veces por semana.

Funciona de maravilla, ya que une las propiedades antioxidantes de la leche de coco con las antiinflamatorias de la piel de la banana en un solo tratamiento, luego de aplicarlo tu piel lucirá más saludable.

Para eliminar las ojeras

Cuando de eliminar ojeras se trata, la única solución que hasta ahora de seguro conocíamos son las famosas rodajas de pepino no obstante las conchas de banana pueden también proveer de un alivio muy rápido.

El truco consiste en cortar las de tal manera que se ajusten a la circunferencia de tu zona ocular, colocadas allí y déjalas actuar por unos 10 a 15 minutos sobre tu rostro luego remuévelas y lávate con agua fría, al mirarte al espejo notarás como el enrojecimiento e inflamación que forman las ojeras ha desaparecido.

Aprende a realzar tu belleza usando la cascara de banana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.