Todos sabemos que la vida moderna es acelerada y veloz, lo cual nos deja poco tiempo para encargarnos de lucir como realmente deseamos, esto trae consecuencias muchas veces nefastas para nuestra piel ya que debido a la atención que le prestamos, a otros asuntos.

Olvidamos muchas veces tratar adecuadamente a nuestro cuerpo, cometemos muchos errores de los cuales seguramente no nos damos cuenta, bien sea porque olvidamos algo o por qué lo hacemos en exceso creyendo que de esta manera aceleraremos el proceso de rejuvenecimiento de nuestra piel.

Debemos entender que, para obtener resultados adecuados de nuestra rutina de belleza, por un lado, debemos ser constantes e integrales en ella y por el otro no tenemos que intentar acelerarlo. A continuación demostraremos algunos de los errores más frecuentes que cometemos en nuestra búsqueda de la eterna juventud.

No usar adecuadamente el protector solar

Una de las primeras cosas que aprendemos cuando comenzamos a cuidar de nuestra piel es que siempre se debe usar protector solar inclusive en los días en los cuales el cielo está nublado o lluvioso.

No aplicar el protector solar de manera regular a nuestra piel o hacerlo en poca cantidad debido a que nos encontramos apuradas por salir al trabajo o a otro compromiso ocasiona que el mismo no sea efectivo en su trabajo de impedir que los rayos UVA dañen nuestra piel.

Esto hace que con el pasar del tiempo el daño debido a la exposición solar se acumule y envejezca nuestra piel, además también se puede presentar problemas como la hiperpigmentación y quemaduras solares.

No usar adecuadamente los productos hidratantes

Por más buena que sea tu rutina de belleza si en esta, pasas por alto una correcta hidratación de tu piel entonces estás perdiendo el tiempo.

Una buena hidratación de tu piel es esencial para que esta luzca más joven y radiante, las células de la piel necesitan absorber agua para poder restaurarse a sí mismas de manera adecuada.

Usar demasiado blanqueador

Y no hablamos de la ropa, el uso excesivo de productos blanqueadores para aligerar el tono de tu piel es un error más común de lo que piensas entre las mujeres.

Usar en exceso toda clase de productos, causa un envejecimiento temprano de la piel, además de la pérdida de su color natural de manera definitiva, lo que puede ocasionar que tu piel se vea de varios tonos.

Mala higiene al momento de dormir

Por más cansada que te encuentres al finalizar su jornada diaria es fundamental que antes de irte a dormir limpies bien tu rostro, de hecho, debes hacerlo con todo tu cuerpo ya que de esta forma eliminas los rastros de suciedad, grasa y contaminantes que ha quedado prendados en tu piel durante el día, no lavarse el rostro adecuadamente antes de dormir es una de las principales causas de brotes de acné y espinillas.

Algunas rutinas dañinas para nuestra piel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.