A la mayoría de mujeres nos encanta llevar un calzado de tacón y es una pieza sagrada y esencial en nuestro armario; pero dejamos de utilizarlos al no saber mitigar el dolor que suele generar en nuestros delicados pies.

Por más que le demos vuelta al tema, es complicado lucir en el día a día el tacón para ir en el transporte público, caminar 10 minutos hasta la oficina, subir escaleras del metro, hacer recados y un sinfín de actividades en nuestros hermosos stilettos.

Sin embargo es posible lucir tus zapatos de tacón más seguido, siguiendo algunas recomendaciones esenciales para que puedas soportar una larga jornada de trabajo con poco dolor. Estamos seguros que después de leer este post le darás el mejor uso y provecho al tacón.

Elige la talla o número adecuado

Aunque todas sabemos que debemos comprar el número de calzado apropiado, no lo ponemos en práctica. Olvida esa mala costumbre, porque es importante que el calzado se ajuste correctamente a la talla del pie y no que te apriete por todos lados.

Asesórate al momento de elegir calzado en cualquier tienda, para que puedas encontrar el número adecuado para tus pies; recuerda que patrón de zapato varía de acuerdo a la marca o modelo.

Agua oxigenada para tus pies

Si ya le apostaste al tacón desde hoy, lo ideal es que prepares tus pies para el uso de tacón, remoja los pies diariamente por lo menos durante 10 minutos. Tus pies tendrán la piel más firme y resistente, con tacto más duro que te protegerán de heridas superfluas y de callos.

Recubre el calzado con suficiente crema hidratante

Antes de salir de casa, añade una pequeña porción de tu crema hidratante en la parte posterior del zapato y por los laterales; de esta manera tus pies nos sufrirán como de costumbre porque el material no lo sentirás tan duro.

Calzado al congelador

Coge papel periódico y forma dos bolas, introdúcelas en cada calzado para estirarlos un poco, al conseguirlo, coloca los zapatos durante 20 minutos en el congelador.

Adquiere plantillas de silicona

Es una excelente elección para soportar largas jornadas con el calzado de tacón. En el mercado encuentras para todo el pie, para el talón o para zona delantera. Apuesta por las plantillas de silicona, te permitirán amortiguar la presión y es una buena medicina para mitigar el dolor, además de lucir con alegría los tacones.

Lleva contigo antiinflamatorios

Cuando ya no soportas el dolo en los pies, toma un antiinflamatorio. En poco tiempo tus pies se sentirán mejor, sólo no abuses de los antiinflamatorios porque el uso constante puede causar daños en otras zonas del cuerpo. Deja esta opción en el caso extremo de requerir el uso del calzado por más tiempo.

Bailarinas blandas

No importa si llevas un pequeño bolso o un maxi bolso, incluir unas bailarinas blandas no le sumará peso a tu bolso. Cuando tengas llagas quítate los tacones y sustitúyelos por las bailarinas. Aunque te quites el tacón no perderás glamour porque con ellos o sin ellos estarás igual de elegante y hermosa.

Como usar tacones para olvidarte del dolor en tus pies

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.