Una de las partes más importantes de nuestra rutina de belleza es la exfoliación, ya que mediante este proceso se eliminan las células muertas de la piel, además de todo el sucio y grasas acumuladas en la misma, no hacerlo puede poner a nuestra piel en riesgo de brotes de acné u otras afecciones cutáneas.

Sin olvidar que luego de la exfoliación, nuestra piel queda rejuvenecida y resplandeciente, sin embargo, cuando de belleza se trata no sólo la exfoliación es importante, también debemos prestar atención a las máscaras faciales de antioxidantes e hidratantes.

Y, por supuesto debemos recordar consentir nuestro cabello, seguramente no te lo imaginas, pero el café posee todas las propiedades que tu piel necesita para lucir joven, en este artículo te enseñaremos como usarlo adecuadamente en tus tratamientos de belleza.

El café como exfoliante

Como veníamos diciendo, la exfoliación es de suma importancia para nuestra piel ya que elimina la suciedad y células muertas de la misma, así como también permite que las sustancias humectantes la penetren de una manera más eficaz, y como todos sabemos una piel humectada es una piel que luce joven.

Para preparar un exfoliante para tu piel a base de café, debes emplear cuatro cucharadas de café en polvo, cuatro cucharadas de azúcar, y dos cucharadas de aceite de oliva o coco.

Mezcla bien todos los ingredientes hasta formar una pasta, de ser necesario agrega un poco más del aceite que hayas elegido.

Luego usa esta preparación para exfoliar tu piel aplicando suaves masajes circulares, es ideal que realices esta práctica al bañarte con agua tibia, de esta manera tu piel irá absorbiendo humedad al mismo tiempo que se exfolia. Al terminar notarás que luce suave, sedosa y reluciente.

Mascarilla facial de café y chocolate

Para preparar una excelente mascarilla antioxidante y rejuvenecedora lo único que debes hacer es: mezclar dos cucharadas de cacao en polvo con dos cucharadas de café, una cucharada de miel y suficiente leche hasta formar una pasta suave, la cual aplicarás sobre tu rostro.

Luego de haber lavado éste con agua tibia para abrir sus poros, deja actuar la mascarilla por unos 20 o 30 minutos y retírala masajeando suavemente, para de esta manera también realizar una exfoliación ligera.

Mascarilla capilar con café y aceite de oliva

En un bol de vidrio mezcla dos cucharadas de café, dos cucharadas de aceite de oliva, una cucharada de azúcar morena y media cucharada de canela en polvo, agrega la yema de un huevo y un cuarto de taza de agua caliente.

Mezcla bien los ingredientes y aplica el resultado de la mitad de tu cabello hacia las puntas, déjalo actuar por unos 20 minutos y lava usando un champú de origen orgánico, verás que tu cabello toma un aspecto más brillante y lleno de vida.

Usos del cafe como tratamiento de belleza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.