La cúrcuma es un condimento extraído de la raíz de la planta del mismo nombre, es usado mucho en la cocina latina y en la hindú, debido a su maravilloso sabor y su color amarillo intenso.

Pero se ha descubierto que posee grandes propiedades antibacteriales, las cuales pueden beneficiar a tu piel si es aplicada de la forma correcta sobre ella; ya que puede mantenerla totalmente libre de cualquier clase de infecciones y bacterias.

Hemos recopilado para ti una serie de máscaras faciales basadas en esta especia, que no debes pasar por alto.

Mascarilla contra el acné

Para combatir el acné simplemente mezcla cúrcuma con esencia de sándalo y zumo de limón, hasta obtener una sustancia cremosa, la cual aplicaras sobre tu rostro por 10 minutos, luego de ello lava con agua tibia y repite por varias semanas, verás como el acné desaparece.

Para combatir las cicatrices

Mezcla media cucharada de cúrcuma con tres cucharadas de yogur fresco, aplícalo esto sobre tu rostro y déjalo allí hasta que seque, remuévelo usando agua tibia y repite el procedimiento durante unas cuantas semanas, las cicatrices dejadas por el acné comenzarán a desaparecer.

Elimina las líneas de expresión

Una mezcla preparada con una cucharada de cúrcuma, arroz en polvo, jugo de tomate y leche orgánica es ideal para eliminar las pequeñas líneas de expresión y arrugas de tu rostro.

Debes mezclar los ingredientes mencionados hasta formar una pasta, la cual colocarás sobre tu rostro y dejarás actuar por media hora; luego de ello lava con agua tibia y repite a diario durante varias semanas hasta que notes los resultados.

Dile adiós al envejecimiento cutáneo

Detener al envejecimiento en nuestra piel es el sueño de toda mujer, la cúrcuma te acerca a lograr este objetivo, para ello debes emplear una mezcla de cúrcuma en polvo y leche.

La sustancia cremosa resultante, debes aplicarla sobre tu rostro mediante masajes suaves y circulares, hacer esto hasta que la misma se seque, luego de ello al igual que en procedimientos anteriores remuévela con agua tibia, luego de unas cuantas semanas notarás mejorías en tu piel y verás cómo comienza lucir más joven.

Un buen humectante

Mezcla una cucharada de miel, agua de rosas y dos pellizcos de cúrcuma, aplica esto a tu rostro y cuello para brindarles una hidratación de manera natural y además aportarle a tu piel los nutrientes de estos ingredientes, deja absorber la mezcla hasta que seque, y finalmente remueve con agua fría para cerrar los poros y evitar que éstos se contaminen.

usaos de la curcuma para cuidar la piel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.