Las várices son extremadamente comunes, sin embargo; eso no las hace más atractivas, una buena irrigación sanguínea en las piernas, te ayudará a prevenirlas, sigue leyendo y conocerás algunas formas de eliminarlas de tu piel.

Las várices también son conocidas como venas de araña, denominación que reciben del entramado similar a una red que forman sobre tu piel y que se van expandiendo con el pasar de los años, en realidad son vasos sanguíneos altamente dilatados que se encuentran cercanos a la superficie de la piel. Las várices pueden aparecer tanto en las piernas o detrás de las rodillas, sin embargo; a veces aparecen de forma espontánea en cualquier lugar del cuerpo.

Se calcula que alrededor del ochenta por ciento de la población tiende a presentar várices, las cuales por lo general no representan en sí un problema médico, sino más bien cosmético.

Estas son causadas por un incremento sostenido en la presión de las venas, sin embargo; aún se desconoce el por qué dentro del grupo de riesgo, algunas personas las presentan y otras no, tienen tendencia a ser hereditarias y a volverse comunes a medida que envejeces, también es sabido que las personas que permanecen de pie por largos períodos de tiempo, tienden a desarrollarlas en mayor cantidad.

Algunas personas con esta problemática, a parte de los síntomas estéticos, tienden a presentar cansancio en las piernas e inflamación en dicha área. A pesar de que no se puede prevenir totalmente la aparición de las várices, existen una serie de cuidados que puedes tomar para disminuir la posibilidad de su aparición:

  • Baja de peso: bajar de peso es una excelente opción, ya que esto disminuye la presión que tienen que soportar tus piernas cuando estas de pie por largos períodos de tiempo, también se recomienda evitar cruzar tus piernas mientras estás sentada.

  • Mantén la sangre fluyendo: ejercitarte es una excelente manera de mantener la circulación sanguínea de tus piernas fluyendo, los expertos recomiendan caminar por al menos treinta minutos diariamente.

  • Eleva tus pies: elevar tus piernas es una de las recomendaciones principales para disminuir el riesgo de sufrir várices, para un resultado óptimo las piernas se deben mantener más altas que tu corazón.

  • Usa protector solar: si eres de piel clara, la exposición al daño solar acumulado durante los años pueden causar várices, por lo que debes proteger tus piernas con un protector solar con un factor solar mayor a treinta.

Tratamientos efectivos para las várices

Existen dos tratamientos principales a la hora de lidiar con el problema de las várices:

  • Escleroterapia: es el tratamiento más empleado contra las várices, consiste en inyectar una solución dentro de las venas, la cual hace que estas se colapsen, deteniendo así el flujo sanguíneo, lo que hará que la vena se convierta en una cicatriz, la cual desaparecerá luego de unas cuantas semanas. En términos generales, este tratamiento es efectivo en un cincuenta a noventa por ciento de los casos.

  • Tratamiento láser: en algunos casos las várices son tan pequeñas y finas que se vuelven imposibles de inyectar, por lo que el tratamiento láser representa la mejor opción, viéndose una mejoría en alrededor del noventa por ciento de los casos tratados con este procedimiento.

Las varices como has visto, mayormente son un problema estético típicamente no representan riesgo para tu salud, por lo que si no representan una molestia puedes optar por simplemente dejarlas en tu piel.

varices, una dolencia en las piernas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.